Colores recomendados para pintar la habitación de tu bebé

Colores recomendados para pintar la habitación de tu bebé

¿Estás esperando un bebé y vas a poner a punto su habitación? Seguro que una de las primeras tareas que te planteas es la de pintar su cuarto y seguramente tendrás dudas a cerca de qué color escoger ¿cuál es el apropiado? Obviamente, elegir el color es, en primer lugar, una cuestión de gustos, pero en El Mundo del Pintor te vamos a contar cuáles son los efectos que transmite cada tono para que tomes la decisión más adecuada.

Color rosa

El rosa, si es clarito, tiene efectos calmantes y relajantes. El rosa transmite ingenuidad, bondad, ternura, buenos sentimientos y ausencia de mal. Es un color que atrae los pensamientos positivos y que nos da energía. Se asocia en muchas ocasiones con la dulzura, la constancia y la delicadeza.

Naranja

Puede expresar regocijo, fiesta, placer, aurora y sol. Atrae la vista, estimula el apetito, la conversación y la caridad. Es el color de la vitalidad, la alegría y la felicidad. El uso del naranja ayuda a deshacerse del miedo y de los estados depresivos y obsesivos. 

Rojo 

Tiene un efecto muy poderoso; atrae la atención visual inmediatamente. Estimula la acción y puede expresar pasión, emoción, agresividad y peligro. Autoriza, estimula, dramatiza y compite. También consigue hacer trabajar a los más perezosos, ya que transmite energía vital.

Verde

Un color asociado con la naturaleza, la fertilidad y la primavera. Transmite seguridad, expansión y anima el crecimiento emocional. Proporciona mayor actividad cerebral, calma el estado de ánimo y actúa como desintoxicante. Es el color de la relajación por excelencia porque reduce la tensión y de la esperanza.

Azul

Tiene un efecto calmante, tranquilizador y de serenidad. Es el segundo color más poderoso después del rojo. Ayuda a conciliar el sueño, además de atenuar los dolores de cabeza y los trastornos del estómago. 

Amarillo

Es el color de la luz. Normalmente, el color amarillo amplía el espacio. Es muy activo y también se lo asocia a la precaución. Según el Feng Shui, es un color excelente para llevar alegría a un ambiente, y que compensa la falta de luz natural. No es recomendable para el cuarto de los bebés, pues lloran más en habitaciones amarillas. 

Violeta

Se considera un color artificial porque a penas está presente en la naturaleza. Para el Feng Shui, es un color que expresa exclusividad y autoridad. Puede ser adecuado para la habitación de un adolescente. Debe evitarse en las habitaciones y espacios de juego de niños más pequeños. 

Blanco

Es un color que purifica, estimula, unifica. En combinación, anima a todos los colores. El blanco tiende a estimular la actividad intelectual y favorece la imaginación. Para el Feng Shui, es un color que puede evocar frialdad. Por lo tanto, no es apropiado para el cuarto de niños muy pequeños.

Fuente de este post

02/10/2018 Actualidad 203

ha sido añadido a su lista de deseos

Continuar comprando Mi lista de deseos